El espacio y el personaje

En la descripción del espacio ten siempre en cuenta que los adjetivos no pueden ser arbitrarios, no los malgastes, utilízalos para crear el ambiente emocional que quieres crear. Cada palabra cuenta. Elige entre fresco o frío, entre cálido o tórrido, colores chillones o brillantes o vibrantes, o apagados, deslucidos, diluidos.

La elección y descripción del espacio en función del ambiente psicológico o emocional del personaje es muy de Poe, pero también en La Regenta de Clarín encontramos ejemplos. Recuerdo ahora la presentación de Fermín de Pas, un hombre ambicioso y controlador al que Clarín sitúa en la torre de la Catedral para presentarlo. Aquí un ejemplo:
“El Magistral paseaba lentamente sus miradas por la ciudad escudriñando sus rincones, levantando con la imaginación los techos, aplicando su espíritu a aquella inspección minuciosa, como el naturalista estudia con poderoso microscopio las pequeñeces de los cuerpos. No miraba los campos, no contemplaba la lontananza de montes y nubes; sus miradas no salían de la ciudad. Vetusta era su pasión y su presa.”

¡Magnífico!

Pregúntate: ¿dónde va mi personaje cuando quiere relajarse o cuando quiere estar solo? Escribe una escena en el espacio elegido teniendo en cuenta los elementos que hemos señalado en este post.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s